Guatemala 5, agosto 2020
PALMICULTORES DE GUATEMALA PRESENTAN POLÍTICA DE RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

La Gremial de Palmicultores de Guatemala (GREPALMA) y sus socios reiteran su compromiso para cumplir y respetar los derechos humanos enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos y en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Guatemala, 5 de agosto 2020. La Gremial de Palmicultores de Guatemala (GREPALMA) y sus socios, presentaron la Política de Respeto a los Derechos Humanos, reiterando el compromiso de observar, cumplir y respetar los derechos humanos enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos y en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, sumándose al esfuerzo desarrollado por organizaciones empresariales de Guatemala representadas en el Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) y en la Cámara del Agro.

Esta política fue construida con la participación activa de productores de palma de aceite, representados a través de GREPALMA y su objetivo es constituirse como un marco de referencia que proporciona los lineamientos para asegurar el fomento del respeto a los derechos humanos en toda la cadena de valor de la agroindustria de aceite de palma.

“El sector palmicultor es el primer sector agrícola en adoptar y lanzar una política (en derechos humanos). Hoy se está haciendo pública, pero no se ha adoptado hasta ahora, se ha venido trabajando desde hace tiempo”, enfatizó Carla Caballeros, Directora Ejecutiva de Cámara del Agro.

Dicha política se realizó en el marco del convenio de cooperación del Proyecto REFRAME de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) y la Cámara del Agro, apoyado por la Unión Europea, contando con el apoyo de expertos nacionales e internacionales en la materia.

“El sector palmicultor guatemalteco es reconocido como un referente mundial en la producción de aceite de palma por hectárea, y nos hemos propuesto ser reconocidos también por nuestro accionar en la producción responsable y sostenible del cultivo de la palma de aceite; avanzar con la publicación de esta política nos permite dar un paso más hacia ese objetivo”. comentó José Santiago Molina, presidente de GREPALMA.

La Política de Respeto a los Derechos Humanos de GREPALMA y sus Socios define tres áreas prioritarias con sus respectivas líneas de acción, cuya implementación busca fortalecer las acciones que impulsa GREPALMA en materia de derechos humanos.

“El propósito de OIT-ACT/EMP es fortalecer el aporte al sector privado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas. Nuestro objetivo es creación de capacidades, debida diligencia, convencidos de que este compromiso es parte fundamental para avanzar en el desarrollo sostenible de sus operaciones (sector palmicultor)”, apuntó Leonardo Ferreira, Director Adjunto OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana.

Prioridades y Líneas de Acción de la Política de Respeto a los Derechos Humanos

1. Área prioritaria No.1: Sensibilización y creación de capacidades. Busca fomentar la concientización y fortalecer las competencias del personal de GREPALMA y de sus asociados como elemento esencial para abordar el respeto de los derechos humanos y el cumplimiento de la legislación aplicable en sus líneas de acción tanto externas como internas.

2. Área prioritaria No.2: Debida Diligencia. Con la finalidad de cumplir con su responsabilidad de respetar los derechos humanos, en sus líneas de acción tanto externas como internas, las empresas deben contar con un proceso de diligencia que determine las fortalezas para respetar los derechos humanos y permita identificar el riesgo de producir o contribuir a que se produzca una consecuencia negativa sobre los derechos humanos por sus propias actividades o por sus relaciones comerciales. Estos riesgos deberán prevenirse, mitigarse o remediarse.

3. Área prioritaria No.3: Diálogo para la acción en materia de derechos humanos. El diálogo en torno al deber del Estado de proteger los derechos humanos y al deber de las empresas de respetarlos, busca identificar y poner en marcha acciones concretas, en particular, con respecto a la presencia del Estado en lo local.

“Sabemos que la dignidad humana y el respeto a los derechos humanos son pilares fundamentales para las operaciones de nuestro sector y para el desarrollo de Guatemala; desde GREPALMA estamos impulsando programas e iniciativas que permiten a las empresas socias profundizar más en materia de derechos humanos y adoptar mecanismos de debida diligencia eficientes y eficaces, para que, de esta manera cumplamos el rol que nos corresponde: respetar los derechos humanos” comentó Karen Rosales, directora ejecutiva de GREPALMA.

Acerca de la palma de aceite de Guatemala

La producción de aceite de palma en Guatemala representa el 1.09% del PIB y genera más de 28,575 empleos directos y 143,000 indirectos. Los productores guatemaltecos trabajan bajo estándares internacionales y diversos requisitos tanto en el área social, económica y ambiental.

Puede descargar la versión en español e inglés de la Política de Respeto a los Derechos Humanos de GREPALMA y sus Socios en www.grepalma.org

Galería